La Educación Superior Post Pandemia

La oferta de programas universitarios en modalidad virtual crecerá significativamente en un escenario post pandemia. A nivel escolar, se priorizarán las clases presenciales pero éstas tendrán muchos más recursos digitales.

Las instituciones educativas fortalecieron aspectos tecnológicos y metodológicos con el propósito de crear experiencias de aprendizaje remotas, sin perder la calidad e integridad académica ofrecida de manera presencial.

En la nueva normalidad se proyecta una innovación educativa a nivel mundial en la cual se ofrezca la opción de actividades presenciales, virtuales o híbridas, dependiendo del programa y su adaptabilidad en el nuevo contexto.

Los expertos señalan que a nivel latinoamericano “en las primeras semanas de la pandemia se avanzó casi más de diez años particularmente en la adopción de tecnologías en el aula”.

La mediación pedagógica necesaria para el desarrollo de materiales y recursos para la enseñanza remota fue un trabajo arduo, que tanto las instituciones como los docentes realizaron durante los meses de confinamiento.

El esfuerzo realizado en los últimos meses se visualiza como una oportunidad para nuevas propuestas educativas, las cuales pueden derivar a innovadoras ofertas académicas.

El uso de herramientas tecnológicas para la realización de videoconferencias, supervisión de exámenes en línea, entre otras, ya forman parte del ecosistema universitario, y los programas que fueron rediseñados a partir de ellas podrán ser una alternativa para los estudiantes, de manera permanente.

¿Cuál será el papel de la tecnología en la educación superior post-pandemia?

La expansión de programas virtuales también implica el uso de tecnología adaptada a nuevas metodologías que aseguren la integridad académica, es acá donde las herramientas de comunicación y evaluación juegan un rol importante.

Los servicios de video llamadas como Zoom, herramientas de detección de plagio y de supervisión de exámenes en línea ya forman parte la caja de herramientas en la labor docente.

En el caso específico de las herramientas de supervisión de exámenes, Proctorizer es una opción flexible y amigable para el desarrollo de este tipo de actividades.

Algunas de las ventajas de utilizar una herramienta de supervisión de exámenes en línea como Proctorizer, en los programas de educación son los siguientes:

  • Formalizar el proceso de evaluación. Actualmente nuestros estudiantes están comiendo, viendo netflix, facebook, chateando y haciendo el examen en línea. Proctorizer formaliza el proceso de evaluación, generando un ambiente controlado y adecuado para el desarrollo de un examen virtual.

  • Certificar los procesos de evaluación, promoviendo la integridad académica de nuestros programas de estudio.

  • Garantizar la identidad del examinado por medio del reconocimiento facial

  • Proteger el banco de preguntas de su examen, evitando que se pueda compartir con todos los estudiantes del curso o bien se viralice en el internet.

  • Forzar al estudiante a estar enfocado en la realización de su examen, no permitiendo el acceso a otras aplicaciones, como mensajería, uso compartido de pantalla y escritorios remotos durante un examen en línea. Esto permitirá que se enfoquen 100% al examen.

  • Brindar información relevante acerca del comportamiento del estudiante durante el proceso de evaluación. (información que anteriormente no era disponible para el docente).

La educación superior debe reflexionar acerca del nuevo escenario  educativo, en donde se vislumbra la necesidad de integrar nuevas tecnologías de apoyo a la labor docente que permitan garantizar la calidad de la formación en entornos virtuales.